Artículo de la revista IMPACT: Hora azul, futuro brillante

Superar un año más desafiante

Por Gisel Torres Medrano, estudiante de 11 ° grado en IDEA Carver College Preparatory

Mi familia es propietaria de un pequeño negocio de instalación de cámaras que se vio muy afectado durante las primeras oleadas de la pandemia de COVID-19. El cierre de la nación significó que las pequeñas empresas como la nuestra tendrían que luchar para sobrevivir. Por lo tanto, no fue fácil aprender a tratar de ignorar el hecho de que mientras estábamos embotellados en casa, miles de personas estaban perdiendo la vida por un virus desconocido y aterrador.

El negocio de las cámaras de mi familia no era el único desafío en mi mente. Ver a mis amigos a través de la pantalla de una computadora fue de alguna manera, para mí, realmente desgarrador. I vastamente prefiero la instrucción en persona, al igual que muchos de mis compañeros. Ellos, al igual que yo, estuvieron atrapados frente a un dispositivo digital durante el resto del día. El aprendizaje digital limitó nuestras actividades en el aula y fuera de ella. La cámara eran nuestros ojos, el micrófono nuestras bocas. Allí, mis lápices y cuadernos estaban solos y abandonados, porque eran bastante inútiles para las demandas de una escuela digital. Debo admitir que, a pesar de los mejores esfuerzos de mis maestros de IDEA para cerrar la brecha en el mundo del aprendizaje a distancia, mi salud emocional pasó factura. Extrañaba poder abrazar a mis amigos.

Y sin embargo, pasó el tiempo. Persistí. Pude mejorar mis habilidades matemáticas y, por lo tanto, mis calificaciones en general. Ahora, mientras me preparo para comenzar mi último año, sigo siendo optimista. ¡Este año escolar será un año mejor, especialmente porque regresaré a la escuela en persona! Estoy muy emocionado de estar de nuevo junto a mis compañeros y mis profesores. Estar en la escuela hace que el mundo se sienta más preciso, más palpable, algo de lo que formo parte. Estoy tan emocionado de ser un cuerpo y una cara y no más una imagen. Estoy ansioso por liderar los clubes, como el periódico estudiantil que mis compañeros y yo hemos encontrado con una voz fuerte y orgullosa que todos podemos usar. También estoy muy emocionado de tomar estadísticas de colocación avanzada (AP) y ciencias de la computación AP. Mi último año será un año para madurar y prepararme para el mundo más allá de IDEA.

Estoy muy emocionado de volver a ver el mundo en color. IDEA Carver me ha enseñado que el conocimiento es lo que importa; la familia no son solo aquellos en su hogar, sino aquellos con quienes uno hace vínculos estrechos; la unión hace fuerza y ​​ese respeto marca la diferencia. Estoy realmente bendecido y muy agradecido de haber sido colocado en esta escuela. He crecido, he ganado y perdido amigos, me he encontrado y he cuestionado mi entorno. IDEA es mi segundo hogar.

Aunque ha pasado el tiempo y mi tiempo de vuelo se acerca, saborearé este último año y me aseguraré de estar preparado para lo que sigue. Aguantaré igual que el negocio de las cámaras de mi familia. Haré realidad mi sueño de convertirme en astronauta. Solicitaré, asistiré y me graduaré de la universidad de mi elección. Este niño de 12 años alguna vez se imaginó flotando en el espacio exterior, mejorando grandes ideas y expandiendo los límites de la humanidad. Quiero estar entre las estrellas y sentir la inmensidad del universo que me rodea. Quiero estudiarlo todo, todo, y prepararme al máximo para llegar.

Estoy listo.


La Hora Perfecta, Un Futuro Brillante: Superando uno de los años más desafiante

Por Gisel Torres Medrano, estudiante de 11º grado en IDEA Carver College Preparatory

Mi familia es dueña de un pequeño negocio de instalación de cámaras que fue golpeado fuertemente durante las primeras olas de la pandemia de COVID-19. El cierre de la nación significó que empresas como la de mi familia tendrían que luchar para sobrevivir. Por lo tanto, no fue fácil aprender a tratar de ignorar el hecho de que mientras estábamos encerrados en casa, la vida de miles de personas fue tomadas por un virus desconocido y aterrador.

El negocio de cámaras de mi familia no era el único desafío en mi mente. Ver a mis amigos a través de la pantalla de una computadora, fue de alguna manera, para mí, verdaderamente desgarrador. Prefiero enormemente la educación en persona, al igual que muchos de mis compañeros. Ellos, al igual que yo, estaban atrapados frente a un dispositivo digital durante el resto del día. El aprendizaje digital limitaba nuestras actividades en el aula y fuera de ella. La cámara eran nuestros ojos, el micrófono nuestras bocas. Ahí estaban, solitarios, mis lápices y cuadernos a los que había abandonado, porque eran bastante inútiles para las demandas de una escuela digital. Debo admitir que, a pesar de los mejores esfuerzos de mis maestros de IDEA para cerrar la brecha en el mundo de la educación a distancia, mi estado emocional cobro factura. Extrañaba poder abrazar a mis amigos.

Y, sin embargo, el tiempo pasó. Persistí. Pude mejorar mis habilidades matemáticas y, por lo tanto, mis calificaciones en general. Ahora, como pronto voy a iniciar mi último año, me mantengo optimista. ¡Este ciclo escolar será mejor, especialmente porque voy a volver a la escuela en persona! Estoy muy emocionada de estar de nuevo con mis compañeros de clase y mis profesores. Estar en la escuela hace que el mundo se sienta más preciso, más palpable, algo de lo que soy parte. Estoy muy emocionada de ser un cuerpo y una cara y no solo una imagen. Estoy ansiosa por dirigir los clubes, como el periódico estudiantil donde mis compañeros y yo hemos encontrado una manera de alzar la voz sintiéndonos orgullosos y que todos podemos usar. También estoy emocionada de tomar clases avanzadas (AP) de estadísticas y AP informática. Mi último año será un año para madurar y para prepararme para el mundo después de IDEA.

Estoy muy emocionada de ver color en el mundo de nuevo. IDEA Carver me ha enseñado que el conocimiento es lo que importa; la familia no sólo es aquellos en nuestro hogar, sino aquellos con los que uno crea lazos estrechos; la unión hace la fuerza, y ese respeto hace la diferencia. Soy muy bendecida, y estoy extremadamente agradecido de pertenecer a esta escuela. He crecido, he ganado y perdido amigos, me he encontrado a mí misma y he cuestionado mi entorno. IDEA es mi segundo hogar.

Aunque el tiempo ha pasado y mi tiempo de volar está cerca, disfrutare este último año y me aseguraré de estar preparada para lo que viene. Me sostendré como lo hizo el negocio de cámaras de mi familia. Haré realidad mi sueño de convertirme en astronauta. Aplicaré, asistiré y me graduaré de la universidad de mi elección. Un niño de 12 años una vez imaginó flotar en el espacio exterior, con grandes ideas y expandiendo los límites de la humanidad. Quiero estar entre las estrellas y sentir la inmensidad del universo que me rodea. Quiero estudiar de todo y todo, y prepararme al máximo para llegar allí.

Estoy lista.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Comparte en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest

Artículos Recientes

¡La Solicitud para Estudiantes 2022-23 de IDEA ya está disponible!

Nos complace anunciar que aceptamos solicitudes para escuelas en Texas, Louisiana, Florida y Cincinnati. Siga el botón a continuación para obtener la información más reciente y mejor sobre nuestro proceso de solicitud, niveles de grado y cómo encontrar un campus cerca de usted.